El periodismo literario de Álvaro Cunqueiro — Periodistas en Español

Fue en el «Faro de Vigo», el decano de la prensa española, donde prácticamente aprendí a leer y fue leyéndolo donde se despertó mi vocación de periodista. En el Faro publiqué mi primer artículo allá por 1972 y nunca le agradeceré lo suficiente a este medio que me haya revelado el mundo que descubrí un […]…

¿Periodismo basura? Lo de ‘El Lazional’ es aún peor — Dolça Catalunya

¿Hay palabras para definir esto? ¿Periodismo hez? ¿Periodismo pestilente? Parece un fake preparado para desprestigiar al medio que publica algo tan soez e infame. Pero es cierto y se puede consultar aquí. Lo firma un tal Marc Villanueva (sisplau ensumi’s l’ala al catalanitzador de cognoms) y lo publica el panfleto del archillepasubvens Pepe Antich Valero […]…

Sobre periodismo y negocio en la era digital — Siempre[en]medio

Hace una semana tuve una conversación con algunas compañeras de este blog acerca del periodismo y de si los usuarios de internet nos hemos acostumbrado a tener gratis la información. Y la verdad es que yo discrepo de esa afirmación; en todo caso, no es tanto que nos hayamos acostumbrado a acceder gratis a la […]…

Periodismo imprescindible — blog

Igual a ti te ha pasado como a mí me ocurre, que aunque recibes a diario decenas de mensajes por diversas vías, al final sacas poco en claro. Es más, acabas dudando hasta de tu propio nombre. Esta era que está naciendo y que lo hace con la marca de un virus hereda con gusto […]…

TECNOLOGÍA Y TRADICIÓN — POESÍA JAPONESA DE ELFICAROSA.

¿Quién dice que las tradiciones ancestrales y las tecnologías recientes no pueden fundirse armónicamente? Los arrozales de Shiroyone Senmaida, dispuestos en pequeñas terrazas escalonadas que llegan hasta el mar, son uno de los legados agrícolas más importantes de Japón, además de uno de los pocos campos de arroz que siguen siendo cosechados a la […] TECNOLOGÍA…

El imperio de la tecnología — FILOSOFIA DEL RECONOCIMIENTO

Desde el momento en que nuestra intimidad queda supeditada al poder de las nuevas tecnologías, no habitamos el mundo a la intemperie, si no, lo que es más preocupante, al antojo y capricho de anónimos sujetos que nos destripan las entrañas y nos pueden expoliar hasta la posesión más nimia. Es un terror realista, un […]…